Valoración de la huelga del 27 de diciembre

Desde la CNT entendimos necesario convocar la huelga de la minería porque no nos lleva el cuerpo ver como nos venden una vez más, como se acaba con las cuencas mineras. ¿Como puede afirmarse que cerrar dos pozos y dejar a un montón de trabajadores en el camino es la única solución posible?. La huelga convocada no es solo contra una empresa, no es solo contra un estado que ha dejado la política energética en manos de los grandes lobbys, lo es también contra unos sindicatos corruptos que solo piensan en salvar sus negocios.
Una organización como la nuestra, con más de un siglo de historia, no ha de justificarse a la hora de llamar a la huelga: nos rebelamos frente a la destrucción definitiva de nuestra industria minera, nos rebelamos frente al desmantelamiento sistemático de todas las cuencas, contra la sangría demográfica, nos rebelamos ante la situación de los subcontratados mineros, nos rebelamos frente a la coyuntura agónica de las minas del suroccidente, nos rebelamos si la prensa burguesa y provinciana sólo informa de una barricada, si es Villa el que enciende la mecha , nos rebelamos contra el clientelismo.
La huelga ha sido apoyada por más trabajadores de los que se pensaba, ellos realizaron paros, ellos prendieron las barricadas a la entrada de los pozos y del lavadero, ellos cortaron las carreteras en distintos puntos de las cuencas. También hemos hecho autocrítica constructiva, somos conscientes de los fallos y deficiencias, solo se mancha el que se mete en harina. Pero actuamos siempre con buena fe y lo decimos alto y claro: sí a la huelga como instrumento de lucha, la CNT de la Felguera la apoyará siempre que la crea justa y conveniente.
Las movilizaciones no deben acabar aquí, rendirse no es una opción en estas cuencas en las que ya tenemos muy poco que perder.
Como dice el refrán:
“Cosa fecha bien paez”

This entry was posted in ACTIVIDADES. Bookmark the permalink.